Los buenos resultados de financiación conseguidos en 2015 —Más de 600 millones de euros de inversión en startups, entre otros indicadores— confirman la consolidación del ecosistema startup en nuestro país. Esta positiva evolución también se refleja en los últimos datos de 2016.

El volumen e importe de las inversiones reflejan la madurez del sector emprendedor

El crecimiento de la actividad emprendedora en España en los últimos años es indiscutible. Cada vez más, el mercado ha ido alcanzando un mayor grado de madurez que se refleja, especialmente, en el volumen de las inversiones y en los importes que se destinan a las mismas. 

StartupXplore cifró en más de 2.560 las startups registradas en 2015 en España, un 26% más que en 2014. Los sectores relacionados con el deporte, los juegos y la salud son los sectores que experimentaron un mayor crecimiento en lo que respecta al número de nuevas startups creadas (más de un 50% cada uno de ellos con respecto a 2014).

De este modo, si se consideran los datos arrojados por Ascri (Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo), durante 2015 hubo 38 empresas más que recibieron financiación de capital semilla por primera vez y su volumen de inversión creció hasta los 206 millones, frente a los 73 de 2014. 

Según Venture Watch, las rondas de empresas españolas han alcanzado los 277,31 millones de enero a agosto de 2016 (un 26,67% más que en el mismo periodo del año anterior) y han estado enfocadas, principalmente, al sector Fintech.  

Tweet

Los inversores buscan escalabilidad, garantía y seguridad 

A la hora de invertir en un proyecto, hay distintos factores que los inversores analizan antes de respaldar la idea. Principalmente, los inversores valoran si el proyecto ofrece rentabilidad, garantía y seguridad. Junto a ello, el proyecto debe ser global, innovador, escalable, generador de empleo, diferente a la competencia y líder en el mercado.

Al igual que el emprendedor tiene un perfil definido —lee más sobre este perfil del emprendedor— también el inversor muestra unas características comunes. Según un estudio realizado por InverpriBan, el perfil del inversor actual ha variado y presenta los siguientes rasgos:

  • El inversor medio español tiene entre 35 y 55 años.
  • En su mayoría son pequeños y medianos empresarios y/o familias con gran cartera de inversión.
  • Diversifican, es decir, invierten en más de un producto. 
  • El 35% son mujeres.
  • Provienen, principalmente, de Madrid y Barcelona.
  • Invierten su capital en activos garantizados.

En nuestra productora de startups apostamos por la diversificación de las inversiones para garantizar la mayor rentabilidad y validamos las ideas de negocio para garantizar el éxito. 



Aviso de cookies
Continuar Te informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación y recoger información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí.